Medios de Comunicación

Los medios de comunicación en la reactivación del sector musical

El panel estuvo presidido por una intervención de Catalina Ceballos, antropóloga con más de veinte años en el tema de las industrias creativas y actual directora de la maestría de Gestión Cultural de la Ean. Para Ceballos falta articular infraestructuras y procesos con relación a los medios de comunicación para humanizar las estructuras que son transversales a los procesos de divulgación cultural. En la medida en que existen medios de comunicación privados, públicos y universitarios, la información es muy disímil y las articulaciones a través del diálogo entre estos es casi imposible. Sin embargo, Ceballos señala la proliferación de nuevos medios independientes en los que haya una calidad investigativa importante para la divulgación de sonidos que escapen del mainstream, permitiendo una circulación importante de nuevos actores del ecosistema de la creación de música en el país. El panel en vivo estuvo moderado por la periodista y presentadora Nadia Orozco, quien se encuentra actualmente trabajando en Radiónica. Como panelistas invitadas estuvieron a la periodista Nathalia Guerrero (Manifiesta), Carmen Mandinga (Radio Nacional de Colombia), Nicolás Gómez (Cartel Urbano), e Iván Rodríguez (Revista Tempo).


 

  1. ¿Qué aporte considera que estaban haciendo los medios de comunicación en la difusión y formación de públicos para los artistas independientes?

Antes de la pandemia, el balance sobre el aporte de medios de comunicación para formación de audiencia estaba determinado por el marco legal que los rige. Además, las audiencias se configuraban con base a los distintos tipos de medios: los que son universitarios tienen unos nichos y una forma de comunicar muy específicos, diferente a la radio pública o comunitaria o aquella que responden a los intereses de privados y de sus patrocinadores. 

 

  1. ¿Qué papel juegan las políticas públicas respecto a los procesos en la aparición y regulación de los medios de comunicación?

La política pública es la primera herramienta para lograr regular y visibilizar los medios de comunicación. Es una cuestión difícil, porque el diseño de la política pública le corresponde al Estado. En este caso, es difícil que el Distrito incida en esas decisiones, pero lo que sí puede ocurrir es que trabaje para articular al MinTIC y al Ministerio de Cultura con la infraestructura para la divulgación de contenido que haya pasado por procesos de investigación, curaduría y programación. Así, la infraestructura que aporta el MinTIC y los contenidos concertados entre ambas entidades estarían amarrados. De esa manera hay más garantía de recoger resultados sobre quién consume el contenido y qué tipo de contenido se produce. Mientras esto ocurre, varios medios independientes y la radio estatal han iniciado procesos que no solo se preocupan por mantener una infraestructura capaz de captar audiencias, sino que también buscan estructurar curadurías y crear contenidos de calidad. Así se visibiliza a los músicos y se reconstruye una red que se encuentra aislada físicamente.

 

  • Rol del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones. Hoy, el MinTIC regula en base a la capacidad de emisión y las licencias de radio y televisión para que ciertos operadores tengan acceso a frecuencias y así divulgar contenido. Esa operación es costosa y, a pesar de la inversión, no está contemplado cómo se deben crear los contenidos y hacia qué públicos. 

  • Rol de la política pública en la generación de contenido. El MinTic no puede ser solamente una plataforma de difusión porque hay que entender que hay procesos sociales, trabajos interdisciplinarios e individuos detrás de la creación e individuos con particularidades sociales que reciben el contenido. Esta consciencia debería estar presente en los nuevos proyectos digitales, de televisión, radio y todas las herramientas digitales que propone la economía naranja -aplicativos, plataformas, videojuegos-. De esta manera, se puede incidir para que la política pública no solo garantice infraestructura sino también la calidad del diseño, producción y difusión.

  • Apoyo a los artistas a través de nuevos formatos. Cartel Urbano ha buscado formas de darle difusión a músicos durante la pandemia y han encontrado más formatos para hacerlo, como con el programa de Creadores en Casa, en el que invitaron a los creadores a que muestren cómo es su proceso creativo desde donde viven y qué herramientas utilizan para crear sus composiciones. También se está organizando el Festival Urbano, que ha sido una gran plataforma de difusión para la revista que para 2020 reunió 24 bandas en 4 espacios. 

  • Apoyo a artistas emergentes desde el Estado. La Radio Nacional de Colombia ha sido una aliada de artistas independientes y emergentes desde siempre. En esta época se ha reforzado ese apoyo y se han creado contenidos digitales para que los artistas puedan mostrar su producción artística. Dos ejemplos actuales son el programa de Una Canción para Dedicar y Noche Radio Nacional, que era concierto nacional en vivo organizado a final de año que, por la coyuntura, será virtual y abrió una convocatoria para artistas nuevos para que se presenten. Se están realizando giras con artistas como Charles King para que compartan su conocimiento con artistas locales y se generen alianzas dentro del gremio para que bandas locales suenen a nivel regional y tengan mentoría de artistas más experimentados. 

  • Enfoque de género. Por otro lado, Manifiesta es un medio de comunicación cuya línea editorial tiene una perspectiva feminista y se enfoca, sobre todo, en el trabajo con mujeres en Colombia.  

 

  1. Etapas del periodismo musical durante la pandemia. 

Los medios vivieron distintas etapas, al igual que los músicos que acompañaron desde el inicio de la cuarentena hasta el día de hoy, cuando aún no se define qué es la reactivación y a quiénes abarca y a quiénes no. Mientras eso ocurre, los medios han tenido la posibilidad de pensarse y adaptarse a sus necesidades y a las necesidades de los artistas. Los artistas han creado desde sus residencias en distintos formatos y, por qué no, calidades, ampliando la cantidad de contenido y generando también distintas posibilidades para que los medios sigan procesos creativos, de formación y acompañamiento a los artistas.  

 

  • Medios de comunicación masiva. Radiónica inició la cuarentena respondiendo a todo lo que hacían artistas y agrupaciones para identificar cuáles eran sus propuestas iniciales: streaming, conciertos y entrevistas desde casa y circulación de producción musical por medios digitales. Pero muy rápidamente esto generó sobreoferta: había muchos lives a la misma hora en redes sociales y varios lanzamientos también. Luego llegó un periodo de reflexión para entender circunstancias y consecuencias de lo que estaba ocurriendo y, para ello, se creó un especial web acerca de la industria y la pandemia. Más tarde, se hizo también un seguimiento a los proyectos realizados hasta ese momento de pandemia a través de un reportaje y un foro. 

  • Nuevos espacios para la música y el periodismo. Cartel Urbano fue testigo de cómo se estaban afectando las redes de creatividad de los músicos, teniendo en cuenta que era muy difícil que una agrupación se encontrara para crear contenido. El periodismo tuvo que encontrar nuevos temas fuera de los espacios que frecuentaba porque no había conciertos en vivo y tampoco redes para escuchar música. La revista se quedó en pausa y Cartel se enfocó en los procesos creativos que los artistas llevaron a cabo desde sus casas. También se volcaron en la gestión y apoyo a los artistas divulgando convocatorias y becas de las que también han participado.

  • Formas organizativas que se mantienen. En la Radio Nacional hay varios equipos involucrados a la hora de gestionar cualquier proyecto. las propuestas que se hacen desde cada equipo se trasladan al resto del grupo de trabajo para coordinar tareas. Al final, los mueve un deseo de apoyar artistas y deseo que el país escuche nuevas propuestas, por eso se les ha dado empuje a proyectos regionales.

  • Acompañamiento del periodismo musical. Inicialmente, los medios periodísticos presentaron otras perspectivas de lo que es la industria cultural y musical. Hubo ejercicios que le apostaron a un ejercicio de escucha y contemplación al escuchar música. Así surgieron proyectos como La Bitácora Musical de Bakanika, un diario musical en el que se recomendó un álbum diario durante 19 días para acompañar la soledad del público. Más adelante, todo se volcó a las fiestas digitales y toques virtuales. Hubo apuestas grandes desde grandes plataformas y plataformas locales para captar nuevos públicos. También surgieron espacios de reflexión sobre la pandemia como ECO, ideado por Cartel Urbano. Luego del trauma inicial surgió una necesidad de empezar a fortalecer colectividades y fortalecer el gremio para un futuro próximo. Ahora llegó la fase de convivencia con la coyuntura, que seguirá pasando.

  • Los formatos se acomodan a las posibilidades de cuarentena. Los músicos componen en sus casas porque no se pueden encontrar. Si bien se rompe algo de la interacción necesaria para crear, hoy hay proyectos de muy buena calidad como las propuestas de Cumbia Siglo XXI, de Meridian Brothers, que ya no tiene un gran formato con varios músicos, sino que se convirtió en una exploración artística individual. 

  • Las limitaciones de los medios de comunicación tradicionales. La Radio Nacional da cuenta de cómo la pandemia aceleró procesos que ya se estaban dando. Los artistas ya estaban creando contenido digital cuando los medios tradicionales estaban pensando en digitalizarse. Los medios son, muchas veces,los que le pisan los talones a artistas. Ellos ya han ideado nuevas formas de monetización del contenido y la producción. Los medios dan apoyo a los artistas en una época difícil pero que también abre oportunidades: el público tiene más tiempo para disfrutar contenido mediatizado por radio y otras plataformas.
     

  1. ¿Qué dificultades hay en el desarrollo y sostenimiento de los medios de comunicación independientes y qué responsabilidad tiene el público con estas iniciativas?

La proliferación de nuevos medios independientes y alternativos es clave. Más allá de que sean necesarios para mostrar que se apoyan medios alternativos, su trabajo es importante porque fortalecen nuevas narrativas. Ahí hay esperanza porque se puede discutir, debatir, visibilizar y entretenerse con sonidos distintos. Como ocurre con cualquier proyecto, si no hay garantías financieras, jurídicas y de planeación estratégica, es difícil que sean sostenibles. La riqueza de estos medios está dada por la calidad de la información y la veracidad. Por eso, mucha gente voltea a ver medios independientes que están garantizando una investigación juiciosa.  

 

  • El sueño de la sostenibilidad versus la realidad de los apoyos financieros. Manifiesta tiene la ventaja de que es el producto de la fundación del mismo nombre y que la ha financiado durante este año, lo que ha permitido que se cuente con las condiciones necesarias para realizar el trabajo periodístico. Este apoyo financiero termina este año, por lo que la revista ya está buscando otros medios de sostenimiento a través de convocatorias y becas. La idea es no solo sostener económicamente la revista sino generar sostenimiento de proyectos liderados con mujeres a través de la fundación. Su objetivo es vivir de la audiencia es un proyecto a largo plazo. 

  • Cartel Urbano también tiene una fundación desde donde se buscan oportunidades en cooperación, becas y publicidad. Desde que inició la pandemia, se han enfocado en la fundación a través de donaciones para mantener al equipo completo durante este año.

  • Formación en emprendimiento a medios. Hace mucha falta que los periodistas reciban formación en emprendimiento, finanzas, planeación estratégica para sostener los proyectos a largo plazo. 

 

  1. Nuevas narrativas para expandir el contenido a nuevas audiencias.

Si bien han surgido nuevas herramientas para exponer el contenido y generar nuevas narrativas desde los medios de comunicación, es importante que cada medio conozca cuál es su objetivo. Para algunos medios, el número de reproducciones y su posicionamiento con grandes artistas es muy importante, pero para otros medios esto es menos importante. 

 

  • El privilegio de los medios estatales. El objetivo de la Radio Nacional es que los recursos se aprovechen para impactar la mayor cantidad de público y proyectos posibles. Si bien se produce contenido que la gente quiera consumir, la misión de la radio pública es apoyar a los músicos colombianos, no solo a nivel nacional sino regional. Las métricas son importantes porque así se sabe el impacto que tiene la inversión de los recursos, pero la idea es no vivir de los números. El objetivo es alimentar el gusto de los públicos y educar. Para otros medios no es tan fácil o no es interesante tener artistas que no vendan tanto. 

  • Cantidad de contenido versus calidad de contenido. En Cartel Urbano se han utilizado nuevos formatos como los conversatorios de ECO. Plantear el periodismo desde otras herramientas permite enriquecer el ecosistema, mantener una audiencia curiosa y generar contenidos interesantes en un espacio en el que el click es irrelevante. De allí que se realicen contenidos más largos que el promedio, pues la curaduría debe ser impactante y suficientemente sustanciosa para acercar a nuevos artistas a nuevos públicos y generar redes. Por ejemplo, en el Festival Internacional de Hip-Hop que organizó Cartel se han conocido artistas de distintos países.

 

  1. Descentralizar el periodismo cultural de Bogotá. ¿cómo lograr que un medio, incluso pequeño, logre descentralizarse y mirar otros lugares? 

 

Se debe tener consciencia de la realidad que rodea a los compositores. La música es una herramienta para el cambio social como, por ejemplo, el hip-hop. Hay muchos artistas que han acudido a la música para salir o evitar otras opciones que involucran riesgos muy altos. Alrededor de la música se gesta una comunidad y una sociedad que pueden ayudar a los entornos a salir adelante. Danger, en México, creó una escuela de hip-hop que tuvo una repercusión tal en ese barrio que fue replicada en otras localidades. Es muy importante difundir historias que ocurren en otras regiones que están teniendo un impacto limitado y que se podría amplificar junto con el apoyo de los medios y la creación de redes.  

 

  • Exploración de nuevos artistas en la región. Cartel Urbano ha hecho exploración de músicas en tres ciudades: Cali Medellín y Bogotá. Las bandas escogidas se eligieron en base a la reportería y el trabajo en barrios, de donde salieron Desivel Sudaka, Prieto Ridemann, un dj en Cali que está remixando a Canalón de Timbiquí. Esta movida se está gestando en escenarios pequeños y es la oportunidad de los medios para mostrar este trabajo a través de la reportería digital. 

  • Búsqueda de historias en el periodismo contemporáneo. Para Manifiesta, la reportería digital ha sido muy útil en estos meses. Aún con el apoyo digital hay que hacer reportería de calle. Hoy hay fiestas en Soacha o el Club de Sexo Bearback, por ejemplo. Es interesante buscar dentro de la contracultura bogotana para identificar otras formas de vivir.

  • Retos de la descentralización. Desde la Radio Nacional hasta los medios de comunicación más pequeños es una labor enorme. Colombia ha sido muy fragmentado culturalmente. Es muy importante invertir tiempo en la investigación y comprensión del contexto y procurar estar disponible porque las dinámicas de difusión en otras regiones cambian y los circuitos también. Incluso desde Bogotá es necesario tener la percepción de lo que ocurre en ciudades de la misma región. Es preciso hablar constantemente con las regiones para que los artistas se sientan escuchados, comprendidos y atraídos a los periodistas y los medios. 

 

  1. Acciones puntuales a futuro de cada uno de los medios para reactivar el sector musical, activar el consumo y la creación de públicos.

Las estructuras de los medios de comunicación están dadas por unas normas, y querer cambiar es sobre la base de cambiar todo un sistema. No quiere decir que no exista sensibilidad y reconocimiento de la responsabilidad de los medios con los artistas independientes. Es importante que los medios de comunicación públicos, privados, universitarios o comunitarios respondan a unas necesidades que impacten lo colectivo. Esta perspectiva sobrepasa a los medios de comunicación, generalmente. Los únicos que tienen como premisa la colectividad a nivel de país son los medios públicos. 

 

  • Calidad y regulación del contenido de los medios. Los medios deben autorregular los contenidos que producen para garantizar un trabajo y desarrollo que garantice certeza. 

  • Trabajo en red entre distintos medios de comunicación. Los medios deben trabajar de forma conjunta para evaluar sus contenidos y abrir espacios para sonoridades distintas y moverlas en las 17 ciudades principales del país donde hay más públicos distintos y un número mayor de gente escuchando. 

  • Democratización de plataformas y construcción de audiencias. Tanto a los medios como a las plataformas -sean grandes o pequeñas- hay que divulgarlas, discutirlas, avaladas, incluso para no estar de acuerdo. Puede que una plataforma y su contenido no sea parte de la curaduría o programación de otros medios, pero visualizarlo abre espacio para la diversidad y que sea la gente la que escoja si le gusta o no.

  • Alianzas estratégicas y formación de actores. La Radio Nacional tiene la vocación de impulsar y formar artistas para que se conviertan en sus propios gestores de marca y prensa. Los medios digitales deben crear alianzas productivas con artistas, creando experiencias, productos y eventos que darían sostenimiento para los actores.

  • Reactivación del ecosistema. Es muy importante engranar los distintos elementos que componen el ecosistema de la música. Los medios ahora son más importantes que antes en esta labor. Los medios deben organizarse con los para repensar la creación artística, la producción, exhibición y comercialización. Esta reactivación, también, hay que pensarla en clave de género para involucrar mujeres artistas, gestoras, productoras y sonidistas del ecosistema.

  • Conexión con periodistas de otras regiones. Desde Cartel Urbano ha ocurrido que se han acercado mucho a periodistas de Ecuador gracias a las redes, lo que ha facilitado encontrar más públicos para bandas colombianas en otros países. De todas maneras, descentralizar es difícil, pero hay que entender que Colombia es una nación creativa y que sus artistas puedan vivir dignamente de lo que hacen. 

Comentarios

Debes iniciar sesión para poder añadir un comentario

acceso

registro

acceso